Cómo los caballos ayudan a los adolescentes con problemas de salud menta

  • amet
  • julio 13, 2021
  • No hay comentarios

La equinoterapia, la cual consiste en interactuar con caballos, es una herramienta terapéutica muy utilizada, especialmente con los adolescentes. La sensibilidad que poseen los caballos, y su característica de “no juzgar”, ayuda a los adolescentes a desarrollar las mismas características hacia ellos mismos.

Los adolescentes deben estar totalmente presentes en la equinoterapia. Tienen que estar atentos y responder a las sutiles señales de los caballos. Además, tienen que practicar tareas de resolución de problemas, en el momento, de manera que a menudo se desencadena la introspección, la autoconciencia y las revelaciones perspicaces útiles para el proceso terapéutico. 

Hay distintos rasgos en los que la equinoterapia puede beneficiar a los adolescentes, siendo los principales: 

  • Empatía
  • Confianza
  • Autoestima
  • Autoeficacia
  • Sensación de dominio
  • Regulación de las emociones
  • Asertividad
  • Imagen de sí mismo
  • Autocontrol
  • Confianza en los demás
  • Funcionamiento social, conductual y emocional 

Además de permitir que los adolescentes se desarrollen de forma correcta en esas áreas, la equinoterapia ayuda a reducir los síntomas de depresión y/o ansiedad. Ya que, al estar en contacto con el caballo, les permite enfocarse en lo que está sucediendo a su alrededor en ese momento. Además, los caballos también son un excelente complemento terapéutico para los adolescentes que presentan síntomas de psicosis. 

Históricamente, los caballos también han demostrado ser inmensamente útiles con los adolescentes que tienen autismo o que sufren traumas. 

Todo esto ya que se ha reportado que los caballos e inclusive otros animales como son los perros, pueden producir sentimientos positivos de felicidad en las personas, haciendo que los adolescentes puedan disfrutar y sentirse cómodos al estar con ellos. 

La equinoterapia es una valiosa actividad experiencial que suele ser el punto culminante para los adolescentes en tratamiento residencial.

A través de este método único de interacción con los caballos, los adolescentes pueden aprender mucho sobre sí mismos y romper las barreras autoimpuestas hacia el tratamiento. Los caballos ayudan a los adolescentes a descubrir partes de sí mismos a las que quizá no hayan tenido acceso en el pasado, ya sea debido a un trauma o a una enfermedad mental diagnosticada. A través de sus interacciones con estos animales cariñosos y tranquilos, los adolescentes aprenden y desarrollan comportamientos calmantes y reguladores de las emociones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *